Inicio » Noticias » Columnas de opinión » TIMSS: Lo bueno, lo malo y …lo sorprendente

TIMSS: Lo bueno, lo malo y …lo sorprendente

Columnas de opinión

13 diciembre, 2012

Análisis de Cristián Bellei, académico del Centro de Investigación Avanzada en Educación. Aunque la información entregada por el estudio TIMSS-2011 es muy rica y merece análisis muy detallados, una primera inspección a sus resultados nos dice que trajo noticias buenas, malas y sorprendentes. Comencemos por lo bueno (muy bueno, en verdad): tanto en Matemáticas como […]



Análisis de Cristián Bellei, académico del Centro de Investigación Avanzada en Educación.

Aunque la información entregada por el estudio TIMSS-2011 es muy rica y merece análisis muy detallados, una primera inspección a sus resultados nos dice que trajo noticias buenas, malas y sorprendentes. Comencemos por lo bueno (muy bueno, en verdad): tanto en Matemáticas como en Ciencias, los alumnos chilenos de 8° año mejoraron significativamente sus logros entre 2003 y 2011, al punto que Chile es uno de los países con mayor avance de entre los 25 con datos comparables. Esto es más notable toda vez que en el período anterior entre 1999 y 2003 los resultados no habían mejorado. Habrá que estudiar las causas de este avance, pero es bueno recordar que -comparados con la generación evaluada en 2003- los alumnos del 2011 fueron más afectados por la reforma curricular y la jornada escolar completa, dos aspectos que en su momento fueron identificados como causas del bajo desempeño chileno en TIMSS.

Lo malo son las desigualdades sociales que se cuelan en la educación nacional: comparando con los demás países, Chile tiene de las mayores brechas de logro asociadas a la composición social del alumnado de las escuelas, tanto en Matemáticas como Ciencias, en 4° y 8°. Esta fuerte asociación entre la composición social de las escuelas y los resultados de los alumnos hay que relacionarla con la altísima segregación del sistema escolar chileno.

Por último, lo sorprendente (y desconcertante a estas alturas) es la inconsistencia de los resultados medidos por TIMSS-2011 y la prueba SIMCE: mientras TIMSS observa tremendos avances en los logros de los alumnos chilenos en ambas asignaturas, estos fueron invisibles para el SIMCE de 8° en 2004, 2007, 2009 y 2011 (y en todos los períodos intermedios). Es decir, las dos pruebas internacionales de mayor prestigio en el mundo -TIMSS y PISA- ubican a Chile como uno de los sistemas escolares de mayor avance en la década pasada, pero nuestra prueba nacional apenas se entera. ¿Se imaginan cómo sería nuestro debate sobre educación si en lugar del SIMCE sólo contásemos con PISA y TIMSS? Como en Pelotillehue: ¡exijo una explicación!

Fuente: Blog La Tercera.

Noticias relacionadas

¡Atención profes y directivos! Educación 2020 lanza Consulta Ciudadana para conocer sus opiniones sobre el avance del proceso constituyente

Noticias sobre educación 2020

30 noviembre, 2021

Un nuevo Chile sólo es posible con una nueva educación: aquí te compartimos cinco prioridades y 10 desafíos para un nuevo gobierno

Noticias sobre educación 2020

18 noviembre, 2021

Noticias

de Educación

Suscríbete y recibe diariamente en tu correo el resumen de prensa sobre educación

Suscríbete