Inicio » Noticias » Columnas de opinión » Presupuesto 2013: No desperdiciemos esta oportunidad

Presupuesto 2013: No desperdiciemos esta oportunidad

Noticias sobre educación 2020

14 noviembre, 2012

La Ley de Presupuestos es la principal instancia para determinar las políticas públicas del país. Por ello, año a año, Educación 2020 estudia con atención su contenido en materia educativa y elabora documentos de análisis con las observaciones y propuestas que le parecen indispensables para avanzar en la calidad, equidad e integración de la educación. […]



La Ley de Presupuestos es la principal instancia para determinar las políticas públicas del país. Por ello, año a año, Educación 2020 estudia con atención su contenido en materia educativa y elabora documentos de análisis con las observaciones y propuestas que le parecen indispensables para avanzar en la calidad, equidad e integración de la educación.

Como cada año, Educación 2020 elaboró un análisis que fue expuesto ante la Sub Comisión Mixta que estudia el presupuesto de educación. Este se centra en 3 ejes: mayor cobertura y calidad para educación parvularia, fortalecimiento de la Educación Pública y avanzar hacia un nuevo sistema de financiamiento de la educación.

1. Educación Parvularia. Es un hecho indiscutido que no existe ninguna inversión de mayor rentabilidad social en todo el sistema educativo que esta. La educación parvularia es trascendental para igualar oportunidades desde la infancia, más aún cuando las últimas investigaciones indican que entre los 12 y 36 meses de vida se produce el “peak” en formación de competencias sociales y formación de lenguaje. Los impactos no son sólo educativos, sino también sociales.

En Chile faltan 180.000 niños por incorporar al nivel de enseñanza de 0 a 3 años. El Presupuesto contempla recursos para aumentar sólo 10.000 cupos. Con este ritmo por año, alcanzaríamos esta cobertura el 2030.

Propuesta E2020. Proponemos equiparar el aumento de cupos en jardines infantiles y salas cunas a los 25.000 cupos de pre-kínder y kínder. De esta manera, la meta se lograría en 8 años, plazo mucho más razonable. Esto tendría un costo de US$ 25,9 millones de gasto corriente, más un gasto inicial de US$ 34,5 millones por concepto de construcción de jardines.

Para que, junto con cobertura, también crezcamos en calidad, consideramos la capacitación y nuevas contrataciones de educadoras.

En total, recomendamos un aumento anual durante 6 años del orden de US$ 100 millones para el segmento de 0 a 3 años (a modo de comparación, las obras del Legado Bicentenario cuestan US$ 800 millones).

Esto, y no es una exageración, redefine el futuro del país.

2. Educación Pública. El país no puede dejar de contar con educación pública gratuita, de calidad, con equidad, laica e integradora, para asegurar la cohesión social.

Según un estudio de Educación 2020, de 200 comunas analizadas, 65 presentan resultados deficientes en educación, independiente del tamaño, dónde esté ubicada o sus niveles de vulnerabilidad.

Más de 300 mil estudiantes se educan en estas comunas que se encuentran en una profunda crisis de la que es necesario hacerse cargo como país.

Propuesta E2020. El Estado, dueño de dichos establecimientos, no puede observar impasible esta situación, sino que debe liderar un proceso de monitoreo, apoyo y evaluación de desempeño de los sostenedores municipales con más problemas.

Este proceso debe incluir evaluación de la Agencia de la Calidad a los municipios, la elaboración de un plan de mejoramiento comunal asociado a un convenio de desempeño del equipo DAEM o de la Corporación, y la entrega de recursos para el saneamiento de las principales deudas de arrastre en materia educativa de estas comunas, entre otros.

El costo de este plan de revitalización para el tercio de municipios de peores resultados es de US$ 11,4 millones anuales para equipos de especialistas y para fortalecimiento de equipos DAEM.

Además, es indispensable ampliar el Fondo de Administración y Gestión Municipal (FAGEM) y reorientar parte de estos recursos para la ejecución del plan de apoyo y destinar lo restante al pago de deudas de arrastre.

Estas medidas se pueden adoptar de inmediato, en forma independiente de los resultados de la tramitación de una – necesaria – Ley de Fortalecimiento de la Educación Pública.

3. Financiamiento de la educación escolar. El sistema de financiamiento per cápita está completamente obsoleto. Se requiere un nuevo mecanismo para la entrega de las subvenciones, tanto al sector privado como público, que tenga mayor relación con la verdadera estructura de costos de proveer educación, manteniendo el incentivo a la matrícula y la asistencia de la estructura actual.

Propuesta E2020. El monto de la subvención – y en este caso no nos estamos refiriendo a un aumento de montos totales – debe tomar en cuenta cuatro factores: asistencia, número de aulas, tamaño y complejidad del establecimiento, y complejidad de la red de escuelas del sostenedor.

Entendiendo que esta no es la instancia para rediseñar un nuevo sistema de financiamiento de las subvenciones, proponemos que con ocasión de la aprobación del Presupuesto se establezca un Protocolo de Acuerdo, con un compromiso en ese sentido.

El Presupuesto es la ocasión para fijar el rumbo de lo que queremos como país. No dejemos pasar esta oportunidad para fortalecer la Educación Parvularia y la Educación Pública, dos áreas clave en las que se juega el futuro de la educación chilena.

Noticias relacionadas

¡Atención profes y directivos! Educación 2020 lanza Consulta Ciudadana para conocer sus opiniones sobre el avance del proceso constituyente

Noticias sobre educación 2020

30 noviembre, 2021

Un nuevo Chile sólo es posible con una nueva educación: aquí te compartimos cinco prioridades y 10 desafíos para un nuevo gobierno

Noticias sobre educación 2020

18 noviembre, 2021

Noticias

de Educación

Suscríbete y recibe diariamente en tu correo el resumen de prensa sobre educación

Suscríbete