Inicio » Noticias » Noticias sobre educación » Diplomado de Liderazgo y derechos estudiantiles: Un semillero para el cambio social

Diplomado de Liderazgo y derechos estudiantiles: Un semillero para el cambio social

Nicolás Arancibia (23) estudia administración pública en la Universidad de Valparaíso. Vive en el sector Achupalla, de Viña del Mar. “Una toma que se regularizó hace poco”, explica. Por ese contexto, de ver día a día “la falta de oportunidades”, desde niño se involucró en temáticas de derechos. Ha sido dirigente estudiantil, en el liceo […]



Nicolás Arancibia (23) estudia administración pública en la Universidad de Valparaíso. Vive en el sector Achupalla, de Viña del Mar. “Una toma que se regularizó hace poco”, explica. Por ese contexto, de ver día a día “la falta de oportunidades”, desde niño se involucró en temáticas de derechos. Ha sido dirigente estudiantil, en el liceo y universidad, y a comienzos de 2015 tuvo una idea: crear una escuela pública comunitaria, para acoger a vecinos y vecinas que no han terminado su educación formal.

Ese proyecto se cruzó —por azar— con un aviso para postular a un diplomado de liderazgo estudiantil. El diplomado era gratis y la malla hablaba sobre inclusión, derechos estudiantiles y movimientos sociales. A Nicolás le interesó; postuló y quedó. Tras cuatro meses de viajar semanalmente a Santiago, el diplomado concluyó. Ahora dice que fue pura ganancia, en muchos sentidos.

Trayectorias de vida común

“El diplomado Liderazgo y Derechos Estudiantiles es un curso gratuito que se imparte a estudiantes jóvenes de educación media y superior, con el objetivo de que potencien sus habilidades de liderazgo en sus establecimientos y territorios”, explica Patricio Carrasco, investigador de Política Educativa de Educación 2020 y uno de los coordinadores del programa, que en 2015 celebró su cuarta versión.

Una de las características del diplomado es su diversidad. Son alrededor de 30 estudiantes, de distintas universidades, institutos y colegios, que provienen de La Serena, Curicó, Viña del Mar, Melipilla y la Araucanía. Y que, sin embargo, tienen trayectorias de vida común: en presidencias de centro de estudiantes o dirigencia barrial.

El diplomado fue organizado por la Usach, Fundación Equitas, la Cátedra Unesco y Educación 2020; y financiado por Fundación Ford. La metodología iba en tres focos: uno de historia social de Chile; otro para profundizar habilidades de liderazgo y comunicacionales, con talleres para aprender a escribir una columna de opinión o sobre cómo usar las redes sociales. Y, por último, uno teórico académico. Distintas personalidades compartieron charlas con el curso, como Francisco Javier Gil, promotor de inclusión en la Usach; Melissa Sepúlveda, presidenta de la FECH 2014, o Beatriz Sánchez, reconocida periodista chilena.

Nicolás dice que esas cátedras le ayudaron a fortalecer sus convicciones políticas desde una vereda teórica y académica. Pero, sobre todo, valora el encuentro. “La instancia daba para conversar muchísimas experiencias. Estaban los compañeros de Temuco o una niña de la Chile, capísima, que conocía varios autores y siempre aportaba en eso, con mucho compañerismo”.

Primeros ejercicios de ciudadanía

Al ser una instancia formal, el diplomado requería una evaluación de cierre, que podía ser una monografía o la presentación de un proyecto. Ahí Nicolás formalizó el cruce de aprendizajes que absorbió durante el curso. “El diplomado me entregó herramientas y perspectivas para la articulación del proyecto de escuela vecinal, lo dotó de contenido”.

Entre otras propuestas, se presentó una monografía que analiza el concepto de inclusión en el PAIEP de la Usach, para sugerir mejoras, y un proyecto sin precedentes: la articulación —como federación o encuentro— de estudiantes de educación técnica a nivel nacional.

“La escuela es tu primer ensayo de ciudadanía. El proceso educativo es un proceso ciudadano y eso conlleva liderazgo, el que permite la transformación social de tu familia, escuela, trabajo o comunidad”, señala Patricio Carrasco, sobre la sensibilidad que motivó este diplomado y sobre la semilla de cambio social que introdujeron en este grupo de jóvenes.

En el caso de Nicolás, su proyecto ya está en marcha. La escuela ganó un fondo, funcionará en el Centro Comunitario Las Cañas y las matrículas están abiertas, para iniciar las clases en marzo de 2016. ¿Sus palabras al cierre? “Ojalá el diplomado se replique, especialmente en regiones. Allá hay muchos talentos e intenciones, sólo necesitan la oportunidad de manifestarlo”.

Noticias relacionadas

¡Atención profes y directivos! Educación 2020 lanza Consulta Ciudadana para conocer sus opiniones sobre el avance del proceso constituyente

Noticias sobre educación 2020

30 noviembre, 2021

Un nuevo Chile sólo es posible con una nueva educación: aquí te compartimos cinco prioridades y 10 desafíos para un nuevo gobierno

Noticias sobre educación 2020

18 noviembre, 2021

Noticias

de Educación

Suscríbete y recibe diariamente en tu correo el resumen de prensa sobre educación

Suscríbete