Inicio » Noticias » Noticias sobre educación » #CreoEnLaPública: “Con mis hermanos somos los primeros profesionales de la familia y estudiamos en escuelas públicas”

#CreoEnLaPública: “Con mis hermanos somos los primeros profesionales de la familia y estudiamos en escuelas públicas”

Noticias sobre educación

22 diciembre, 2015

Soy de Los Andes, mis padres son personas nacidas y criadas en el campo. Mi papá llegó hasta segundo medio, mi mamá terminó octavo después de años, sólo para sacar la licencia de conducir. Mis hermanos y yo somos los primeros profesionales de la familia, y todos estudiamos en escuelas públicas.La enseñanza básica la estudié […]



Soy de Los Andes, mis padres son personas nacidas y criadas en el campo. Mi papá llegó hasta segundo medio, mi mamá terminó octavo después de años, sólo para sacar la licencia de conducir. Mis hermanos y yo somos los primeros profesionales de la familia, y todos estudiamos en escuelas públicas.

La enseñanza básica la estudié en un particular subvencionado y la media en un liceo público, el Maximiliano Salas Marchán. Está en el centro de Los Andes, es el colegio público más grande la ciudad y tiene una trayectoria de más de cien años. Luego, entré a la Universidad Adolfo Ibáñez, porque me pareció buena y mis papás podían pagarla. Allí estudié Licenciatura en Historia.

En el liceo reinaba la diversidad. Había compañeros que vivían en el campo o que venían de comunas diferentes. Había hijos de papás profesionales, de empleados públicos, de taxistas, de obreros. También había compañeros con capacidades físicas diferentes. Estudié con deportistas, poetas, homosexuales, católicos. En fin, una gran variedad, considerando que eran ocho cursos por nivel con alrededor de 37 estudiantes por sala.

Sin embargo, sólo me di cuenta de esto cuando entré a la universidad.

Estudiando en la Adolfo Ibáñez, yo contaba cómo era mi colegio y mis compañeros me miraban con cara de no entender. Al principio yo tampoco entendía la particular forma de comportarse de mis compañeros –prácticamente todos– salidos de colegios particulares. Vivir ese contraste me ayudó a comprender desde la experiencia lo que significa la segregación y el daño tremendo que le estamos haciendo al país al no confiar en lo público.

Creo que la educación pública tiene que fortalecerse y devolverle la confianza a la población para que se termine con el estigma de que lo público es de mala calidad. De todos modos, pienso que la educación formal no lo es todo. También importan los valores de la casa, el contacto con otras realidades. Esto último, eso sí, es posible encontrarlo por montones en la educación pública.

¿Tienes una historia? Cuéntanos por qué crees en la Educación Pública, envíanos tu testimonio a contacto@educacion2020.cl.

Noticias relacionadas

¡Atención profes y directivos! Educación 2020 lanza Consulta Ciudadana para conocer sus opiniones sobre el avance del proceso constituyente

Noticias sobre educación 2020

30 noviembre, 2021

Un nuevo Chile sólo es posible con una nueva educación: aquí te compartimos cinco prioridades y 10 desafíos para un nuevo gobierno

Noticias sobre educación 2020

18 noviembre, 2021

Noticias

de Educación

Suscríbete y recibe diariamente en tu correo el resumen de prensa sobre educación

Suscríbete