Inicio » Noticias » Educación Superior » Antes y después: estos son los cambios que trae la nueva Ley de Educación Superior

Antes y después: estos son los cambios que trae la nueva Ley de Educación Superior

Educación Superior

29 mayo, 2018

Una Subsecretaría de Educación Superior, un nuevo Sistema de Aseguramiento de la Calidad y la consagración de la gratuidad como ley son algunas de las novedades de la normativa que se publicó hoy. Hoy finalmente fue publicada en el Diario Oficial la nueva Ley de Educación Superior. Se trata de una reforma que viene a […]



Una Subsecretaría de Educación Superior, un nuevo Sistema de Aseguramiento de la Calidad y la consagración de la gratuidad como ley son algunas de las novedades de la normativa que se publicó hoy. Hoy finalmente fue publicada en el Diario Oficial la nueva Ley de Educación Superior. Se trata de una reforma que viene a hacerse cargo de un sistema que hasta ahora tenía escasa regulación y que, además, permitirá significativos avances en el ordenamiento de este nivel educativo. “Esta ley es un paso necesario para ‘ordenar la casa’ y establecer reglas claras en el funcionamiento de la institucionalidad de la educación superior. Hay que hacer algunas modificaciones en el futuro, sobre todo en materia de financiamiento, pero lo esencial ha sido considerado”, manifestó Ariel Ramos, investigador de Política Educativa de Educación 2020. Acá te contamos el antes y después de los principales cambios que tendrá la ley:

1.- Subsecretaría de Educación Superior

Esta es una nueva institucionalidad, clave en la reforma, que será responsable de coordinar las políticas educativas de este sector, con mirada a largo plazo y con una mejor organización.

Antes de la ley

Con la ley

Una misma subsecretaría se hacía cargo de la educación escolar y superior (esta última a través de la División de Educación Superior). No existía una mirada a largo plazo que proyectara la educación superior de acuerdo a las necesidades del país. No había una entidad enfocada en fortalecer la Educación Técnico Profesional de nivel superior. La Subsecretaría de Educación Superior será una entidad especializada, con más recursos y más personal para fortalecer este nivel. Contemplará un Marco de Cualificaciones en función de los requerimientos del país. Existirá una División de Educación Universitaria y una División de Educación Técnico Profesional.

2.- Superintendencia de Educación

Al igual que la Subsecretaría, esta también es una entidad nueva en el nivel superior, que tendrá como misión vigilar las finanzas de las universidades y las instituciones técnico profesionales, así como canalizar las denuncias respecto a eventuales incumplimientos.  

Antes de la ley

Con la ley

No existía una entidad para velar por el cumplimiento de la ley en la Educación Superior. La ley obligaba a las universidades a constituirse como personas jurídicas sin fines de lucro, pero esto no era fiscalizado y menos sancionado, por lo cual, en algunos casos, existía un lucro encubierto. Ante denuncias o reclamos había que acudir a otras entidades, por ejemplo Sernac. Se crea la Superintendencia de Educación Superior, que tendrá la misión de fiscalizar. La Superintendencia controlará el estado financiero de las instituciones y el control por parte de las empresas. El lucro, además, será delito (penalizado incluso con cárcel). Será la Superintendencia la encargada de recibir las denuncias e investigarlas.

3.- Sistema de Aseguramiento de la Calidad

Este sistema experimentará significativos cambios, como la redefinición de las dimensiones y estándares para garantizar una oferta —tanto institucional como de carreras— de calidad en la Educación Superior.

Antes de la ley

Con la ley

Las instituciones autónomas podían someterse voluntariamente a procesos de acreditación institucional. Agencias de acreditación privadas certificaban la calidad de carreras y programas de pregrado. Si no estaban acreditadas, las instituciones podían seguir funcionando sin ningún tipo de limitación. Sólo carreras de Pedagogía debían estar acreditadas obligatoriamente. La acreditación institucional es obligatoria para todas las casas de estudios de educación superior autónomas. Se reduce la participación de las agencias privadas y se potencia el rol de pares evaluadores. Las instituciones no acreditadas no podrán impartir nuevas carreras, programas, abrir sedes, aumentar vacantes e, incluso, podrían cerrar. Ahora se sumarán otras carreras, como Medicina y Odontología.

4.- Gratuidad

Esta iniciativa beneficia a los estudiantes pertenecientes al 60% más pobre del país que estudian en instituciones adscritas, para lo que deben contar con el nivel avanzado o superior de acreditación.

Antes de la ley

Con la ley

La gratuidad era debatida año a año en la Ley de Presupuesto. El avance de la gratuidad dependía de la voluntad política y el esfuerzo fiscal. La gratuidad en Educación Superior se establece por ley. Ahora la ley fija los criterios para aumentar la gratuidad a los deciles restantes.

Noticias relacionadas

¡Atención profes y directivos! Educación 2020 lanza Consulta Ciudadana para conocer sus opiniones sobre el avance del proceso constituyente

Noticias sobre educación 2020

30 noviembre, 2021

Un nuevo Chile sólo es posible con una nueva educación: aquí te compartimos cinco prioridades y 10 desafíos para un nuevo gobierno

Noticias sobre educación 2020

18 noviembre, 2021

Noticias

de Educación

Suscríbete y recibe diariamente en tu correo el resumen de prensa sobre educación

Suscríbete