Simce 2016: ¿Por qué los hombres bajan en matemática y las mujeres suben en lenguaje?

26 Abr
Simce 2016: ¿Por qué los hombres bajan en matemática y las mujeres suben en lenguaje?

Experta de Educación 2020 reflexiona sobre esta tendencia y asegura que “ellas contestan con más sentido”, mientras que ellos “son más ‘abanderados’” al usar la prueba como forma de rechazo al sistema educativo.

Hoy se entregaron los resultados de Simce 2016 y al analizar los de segundo medio desde la variable de género hay una tendencia: los hombres bajan en lenguaje (especialmente en el nivel socioeconómico alto) y las mujeres cierran la brecha en matemática (superando incluso a los hombres del nivel socioeconómico superior).

Esta tendencia llama la atención, ya que tradicionalmente las niñas obtienen mejores resultados en lenguaje y los niños en matemática, producto de las expectativas diferenciadas que existen en base a estereotipos de género. El problema de suponer —consciente o inconscientemente— que los niños y niñas tienen habilidades diferentes "por naturaleza" es que se limita el desarrollo libre de talentos y la igualdad de oportunidades.

Consultada por los resultados de Simce, Lilian Becerra, Licenciada en Educación de la Usach, jefa de proyectos en Educación 2020 y desarrolladora de preguntas para evaluaciones tipo Simce (en la Universidad de Chile y el Mineduc); señala que una posible causa de la baja en lenguaje es la diferencia de extensión entre los textos que se trabajan en clases y los de Simce, que son más largos.

“Los jóvenes no se dan el tiempo de leer y no contestan o lo hacen al azar. Los textos de una plana tienen menos omitidas y más opciones con sentido. Con esto último me refiero a que eligen alternativas más cercanas a la clave. En las pruebas que yo diseño reviso los porcentajes de las respuestas y a veces no andan ni cerca, quizá porque no leen el texto completo”, apunta Becerra.

Así, a mayor extensión más alto es el porcentaje de respuestas omitidas o sin sentido. Respecto de la diferencia entre niños y niñas, “ellas contestan con más sentido, omiten menos o contestan con mayores argumentos”. El desafío es que tanto alumnos como alumnas desarrollen la destreza de la lectura, que es habilitante para adquirir otras habilidades para la vida.

Otro elemento a considerar, agrega la experta de Educación 2020, es que a veces los estudiantes ven la prueba como una vía para rechazar el sistema educacional o su propio establecimiento. “He visto muchos colegios donde los estudiantes se ponen de acuerdo para dejar la prueba en blanco. Mi impresión es que en esto los hombres son más ‘abanderados’ que las mujeres”.

También impactaría la variable “generacional”: “la prueba es diferente en cuarto que en sexto básico, porque mientras más pequeños, el sentido de responsabilidad y de pertenencia al colegio es mayor. Los niños y niñas contestan con más compromiso”.

Para profundizar más en la relación educación y género, lee "Desigualdad de género, ¿qué es y cómo superarla en educación?".

Últimas Noticias

El viernes pasado Mario Waissbluth, Mirentxu Anaya y Nicole Cisternas se reunieron con la candidata del Frente Amplio

El martes en la mañana el equipo de política educativa de Educación 2020, presentó ante la Comisión de Educación de l

Apostando por la descentralización, la fundación entregó su propuesta más ambiciosa en una actividad que contó con la

Comentarios