Joven beneficiada con gratuidad es la primera estudiante que ingresa a "la Chile" en la historia de su liceo municipal

12 Ene
Joven beneficiada con gratuidad es la primera estudiante que ingresa a "la Chile" en la historia de su liceo municipal

Grace Paris (17) la joven que la ministra Delpiano y la presidenta Bachelet visitaron esta semana, rompió todas las estadísticas para entrar a Obstetricia en la Universidad de Chile. Además, estudiará gratis.

Grace Paris es la primera estudiante en la historia de su colegio en entrar a la Universidad de Chile. Ahora, con los 832 puntos de ránking en la mano, el 6.4 de NEM, el desayuno con la ministra y la presidenta en su casa de Lo Prado y matriculada en Obstetricia; ese destino parece obvio, lógico. Sin embargo, hay muchos factores en la historia de Grace que hacían ese logro algo difícil, pero no imposible.

Lo difícil

Grace Paris tenía las estadísticas en contra. Vivió en Puerto Montt hasta los 12 años, en un país donde el 60% de los colegios con mejores puntajes PSU se ubica en Santiago. La enseñanza media la cursó en la escuela pública Poeta Pablo Neruda de Lo Prado, en un sistema educativo privatizado donde el 74% de quienes ingresan a la universidad proviene de colegios pagados o subvencionados. Los ingresos de su familia corresponden al quintil más bajo, en un Chile donde sólo el 5% de los y las estudiantes más pobres llega a la educación superior y donde un arancel universitario supera los diez sueldos mínimos.

—La universidad siempre fue mi meta —dice Grace ahora, caminando por la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, ya matriculada, como si siempre hubiese sabido que iba a desafiar al contexto.

Además de esos desbalances estructurales, Grace enfrentó problemas personales. Migró de Puerto Montt a Santiago por una disfunción cardíaca. Dejó su casa, su colegio de siempre, su familia. Llegó a un colegio desconocido, a una capital ruidosa y a una casa con un solo dormitorio, que hasta hoy comparte con su mamá.

—Pero nunca confundí las cosas. Ahora, de hecho, llevo dos años pololeando y jamás descuidé los estudios.

En Santiago, la familia de Grace es su mamá, que trabaja como asistente de la educación en otro colegio público de Lo Prado y que, siendo adulta, estudió un título técnico. Grace ha visto a su mamá trabajar duro y también ha visto al sistema no retribuir ese esfuerzo. Por eso dice, convencida:

—Voy a estudiar para que mis hijas no pasen lo que yo viví cuando chica.

Mérito personal

Al llamar al Poeta Pablo Neruda y preguntar por Grace, toda la escuela sabe quién es, porque vieron su curva ascendente hasta convertirse en la primera estudiante del colegio, en sus 35 años de historia, en matricularse en la Universidad de Chile.

—Éste es un mérito de ella —dice Miguel Vega, orientador del colegio y agrega que, junto a Grace, otros 11 jóvenes, que salieron del único cuarto medio, ingresarán este 2016 a la educación superior.

Aun así, Vega reconoce que el colegio trabaja sostenidamente para que cada joven cumpla sus sueños, sea éste la educación superior o no. “Y el logro de Grace, de entrar a la Universidad de Chile amplia ese abanico de posibilidades”, asegura.

Por su parte, Grace Paris reconoce el aporte de este colegio público en su logro.

—En Puerto Montt estudié en un particular subvencionado y todo era plata, como si fuéramos clientes. Aquí se preocupan de nosotros. Tuve profes aperrados, comprometidos, de esos que quien conozca sabrá la calidad de profes que son.

Y Mercedes Álvarez, asesora del Centro de Liderazgo Educativo de Educación 2020, que ha acompañado a la escuela Poeta Pablo Neruda en sus proyectos de mejora, complementa la opinión de Grace, afirmando que éste es un colegio con una convivencia escolar buenísima; uno de los factores clave que incide en el aprendizaje de los niños y niñas, además de las motivaciones personales.

Vega, el orientador, recuerda así a Grace, como una joven matea, motivada, que investigó sobre lo que quería estudiar y en qué universidades. Obstetricia en la Universidad de Chile, que tiene un arancel de $3,5 millones, fue la primera opción en su postulación. “No sabía si iba a poder pagarlo”, le dijo Grace a un periodista que llegó a su casa, a cubrir la visita de la presidenta Bachelet. Ahora, con la gratuidad, esa variable dejó de ser una preocupación.

“Loquísimo”

Además de la gratuidad, Grace se benefició de políticas como el ranking de notas. “Cuando vi mi puntaje no estaba segura de que me alcanzara, lo que me ayudó fue que pedían un 40% entre NEM y ranking”, recuerda. El domingo al mediodía vio en la web de la Universidad de Chile que había sido seleccionada. Con su mamá estaban felices. En la tarde, la llamaron del Mineduc y ahí todo se tornó “loquísimo”.

—Me dicen que el lunes va a ir a desayunar la ministra a mi casa. Salgo de mi pieza en la mañana y veo miles de cámaras, de guardias. La ministra me felicitó porque todos saben que es difícil que alguien de este sector de Santiago entre a una universidad buena y con gratuidad más encima. También llegó el alcalde y la presidenta. Fue loquísimo.

Grace tiene la sonrisa estampada en la cara. Con este logro, sólo espera dos cosas. Uno, que su experiencia inspire a más jóvenes. “No porque estudien en un liceo municipal no van a lograr cosas”. Y dos, mejorar su calidad de vida. “Buscar una casa más cómoda, acá en Lo Prado. Obviamente con mi mamá, para corresponderle todo lo que ha hecho”.

Foto: gentileza Mineduc.

Últimas Noticias

Avanzan las iniciativas de fortalecimiento de la Educación Técnica que desarrollamos junto a diversas empresas, que b

Nuestros jóvenes pueden ser agentes de cambio, por eso co desarrollamos esta iniciativa, que fortalece el ejerc

#MejoraLaTécnica es mucho más que una consigna: es nuestro compromiso para trabajar por transformación de la educació

Comentarios