Belén Guede:“Hay que derribar los estereotipos de género que privan a las niñas a desarrollarse en STEM”

30 Ene
Belén Guede:“Hay que derribar los estereotipos de género que privan a las niñas a desarrollarse en STEM”

Decidió que la tecnología, su desarrollo y la participación de las mujeres sería su lucha. Belén Guede (20), estudiante de Ingeniería en Formación y Control de Gestión, divide su tiempo entre los estudios, su trabajo dirigiendo Stem Academy y como voluntaria en organizaciones donde el principal objetivo es hacer que niñas y niños se interesen por la tecnología de igual manera, derribando los estereotipos de género que hoy existen.

Hace algunos días se dieron a conocer los resultados de las postulaciones a la educación superior y una de las noticias que llamó la atención fue que en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Chile hubo un récord de alumnas nuevas. Esto refleja cómo cada vez más mujeres se están interesando en carreras relacionadas con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemática o STEM (por sus siglas en inglés).

No son pocas las personas que han ido abriendo este camino y que con su labor han permitido que la presencia femenina en el mundo científico sea cada vez mayor. Una de ellas es Belén Guede, estudiante de Ingeniería en Formación y Control de Gestión de la U. de Chile, quien ha hecho del STEM su pasión y del empoderamiento femenino en la tecnología, su principal lucha.

¿En qué momento te empezó a gustar la tecnología?

Cuando pasé a la enseñanza media me empezó a llamar la atención y empecé a ir a talleres de tecnología después de clases. También estaba influenciada por charlas TED, donde veía lo que estaba pasando con la tecnología y las soluciones que los avances estaban dando a problemas que nos afectan. Pensé que si aprendía, podría hacer muchas cosas para ayudar.

Por eso, cuando estaba en tercer año medio, Belén participó en el concurso Challenge for Change, de Microsoft. Su idea era simple, pero profunda: crear talleres extraprogramáticos en una biblioteca que, en sus mejores días, estaba medio vacía.

-“Cuando iba a la biblioteca, la veía desolada, había pocos computadores. Entonces, en nuestro proyecto nos propusimos usar un espacio del lugar para ofrecer talleres de robótica y tecnología a niños y niñas. Al principio no teníamos nada, así que fuimos a la Universidad Diego Portales, donde pedimos a la rama de ingeniería que no prestara sus kits. Así empezamos a hacer talleres a estudiantes de hasta 14 años”, recuerda.

¿Cómo funcionaban los talleres?

Hicimos dos o tres ciclos de cuatro sábados cada uno, todo el verano, y nos fue súper bien. Los niños estaban entusiasmados y les gustaba participar. Había un taller de robótica educativa, con robots programables que podían diseñar, armar y programar.

Actualmente, ¿dónde realizas los talleres?

En Recoleta. Hace algún tiempo conocí al profesor del equipo de robótica del Colegio Valentín Letelier y comenzamos a trabajar en un proyecto con jóvenes de enseñanza básica durante el año. Hacemos ferias en los establecimientos de la comuna y talleres permanentes de robótica. La comuna subvenciona los equipos que usamos.

Desde que se implementan los talleres en el establecimiento, los estudiantes han experimentado significativos cambios en la responsabilidad, motivación y participación. Un cambio que cobra mayor relevancia si se considera que el colegio tiene un índice de vulnerabilidad que alcanza el 90%.


Girls in Tech

Belén también es embajadora de Girls In Tech, organización que identifica y conecta a creadoras de tecnología en Chile y el mundo. Ahí trabaja en su programa Ingeniosas que, según cuenta, busca “destruir los estereotipos de género y así potenciar que más niñas tengan como vocación la ciencia, tecnología, ingeniería o matemática”.

¿En qué consiste tu trabajo como embajadora?

Junto con otras mujeres, somos modelos a seguir para niñas. Cuando ellas se ven reflejadas, se pueden acercar más a este tipo de áreas. Damos charlas y hacemos actividades para incentivar la participación. Hay que derribar los estereotipos de género que privan a las niñas a desarrollarse en STEM.

Para Belén, muchos son los factores que han ido creando la brecha de participación en la tecnología entre hombres y mujeres. Uno de ellos es la masculinización de las carreras de ingeniería o matemática, donde no hay muchas modelos a seguir.

-“Hay factores socioculturales que se replican durante el tiempo. Es un hecho que los hombres ingresan primero a estudiar carreras científicas y que para las mujeres es más difícil no sólo ingresar a esa área, sino que además desempeñarse en ella, porque muchas veces los hombres dicen que no saben cómo trabajar con mujeres. Además, ellos tienen privilegios que nosotras no hemos tenido. Por ejemplo, a Marie Curie, teniendo dos premios Nobel, no se le permitió acceder a la Academia de las Ciencias de París porque era mujer. El problema es profundo y tratamos de cambiarlo. Por otro lado, a veces no se reconoce el aporte de las mujeres. Creo que hay un temor por parte de los hombres de admitir que, intelectualmente, somos iguales, que no hay un tema de inferioridad”, dice.

¿Cómo se podría eliminar el sesgo?

Hay que polemizar primero y ese es el trabajo que se está haciendo ahora. Las mujeres pueden estudiar y acceder a cargos en la ciencia y la tecnología, y hay que visualizar eso para que haya modelos a seguiry las niñas se puedan ver reflejadas. Tenemos barreras ahora, pero debemos resolver el problema y empoderarnos como mujeres. Y tenemos que empoderar a las niñas, motivándolas a que sigan carreras en STEM.

¿Qué desafíos enfrentaste cuando entraste al mundo STEM?

Cuando era más chica me daba miedo ir a actividades donde solamente hubiera hombres. Muchas veces me pasó que iba a eventos donde no había equidad de género y eso te afecta porque, como no participas, no aprendes. Te sientes intimidada y además no consigues las herramientas que el resto sí está adquiriendo. Cuando no ves otra mujer, cuando no tienes un modelo a seguir, es difícil. Pero he tenido suerte. Desde que empecé, he tenido el apoyo de muchas personas. Hace tres años que soy voluntaria en Girls In Tech, donde hay puras mujeres, y entre nosotras nos empoderamos.

¿Por qué es necesario que las mujeres estén en STEM?

¿Por qué no? ¿Por qué tiene que haber una diferencia? Está comprobado que las mujeres le dan una mirada diversa al área. La tecnología resuelve problemas y hoy los hombres, que son la mitad de la población, están creando soluciones a través de la tecnología, pero nos estamos perdiendo las soluciones que podría entregar el otro 50% de la población.

¿Cómo se puede incentivar que las niñas entren a STEM?

Las pruebas estandarizadas señalan que hasta cuarto básico no hay una brecha en matemática. Los problemas empiezan después. Creo que es en ese momento cuando los padres deben incentivar a sus hijas a hacer otras cosas, a darles oportunidades para que no solamente jueguen con muñecas, sino que también conozcan otras cosas, como la tecnología, la ciencia.


Últimas Noticias

En Educación 2020 estamos buscando profesionales comprometidos con la mejora de la educación del país.

Decidió que la tecnología, su desarrollo y la participación de las mujeres sería su lucha.

El próximo Ministro debe asumir como bandera la verdadera revolución en la sala de clases, lo que significa imp

Comentarios